El Carbayón, debido a su porte y tamaño, fue de enorme importancia simbólica para la ciudad, y ha dado lugar al gentilicio oficioso de los ovetenses, llamados también carbayones por este árbol. Se rataba de un enorme roble, con una base de unos 12 metros de circunferencia, tronco de 6 metros, una altura de unos 30 metros y una circunferencia máxima de 38 metros de copa, al que se le suponían al menos 5 siglos de edad.Una de las razones esgrimidas para su tala fue su avanzado estado de carcoma interior, cosa que se comprobó como cierta una vez talado.Su derribo se llevó a cabo con el argumento de posibilitar el ensanche de la Calle Uría y conectar el casco histórico con las estación del ferrocarril. En marzo de 1959 el Ayuntamiento de Oviedo hizo instalar una placa conmemorativa en el lugar en que se alzaba el Carbayón, al comienzo de la Calle Uría en su acera derecha, en la que puede leerse: «Aquí estuvo durante siglos el Carbayón, árbol simbólico de la ciudad, derribado el II de octubre de MDCCCLXXIX. La Corporación municipal acordó el XXIV de marzo de MCMLIX la colocación de esta placa que perpetúe su memoria».

En 1950 se plantó un nuevo roble en los jardines del Teatro Campoamor, conocido popularmente como El Carbayín, en torno al cual se colocó un verja con una inscripción que reza:

«Como continuador de aquel árbol simbólico que nos dio el título de carbayones, el Ayuntamiento plantó este roble el día XI de febrero del año de gracia de MCML

 
 

Traductor

Spanish English French German Italian Portuguese Russian
.